Experiencia de María José Carrasco en Tierra Santa.

15 al 23 de septiembre de 2019

 

Siempre he deseado visitar los Santos Lugares y este año por fin lo iba a poder hacer, pero la imprevista intervención quirúrgica que tuve en julio y el posterior tratamiento lo hacían peligrar. Cuando le hice la pregunta al médico, me preguntó las fechas del viaje y me dijo que me ponía el tratamiento de modo que para esas fechas estuviese bien y pudiera hacerlo.
Con esa confianza me fui de viaje y realmente no me han faltado las fuerzas en el mismo, aunque resulta cansado, pues todos los viajes donde no se para y hay que levantarse bien  temprano lo sean.
Ha sido un peregrinaje por los lugares donde nacen nuestras raíces cristianas. La casa de María donde dijo su SÍ al ángel y que yo renové con todos, la Basílica de la Natividad de Belem donde celebramos misa por todos nuestros niños y yo también pedí especialmente por nuestros gen3 Y gen4, además de por mis Rodrigo, Andrés y Pablo y que al final besamos El Niño y cantamos villancicos . La casa de la Sagrada Familia, María Jose y Jesus en medio de ellos. Los lugares de la vida pública de Jesus, Canaán, Cafarnaúm , Betania,  lago Tiberiades, donde nos embarcamos y escuchamos el relato de la tempestad…….la impresión estando en esos lugares no se puede explicar pero te lleva a renovar tu fe, como lo hicimos junto al río Jordán donde renovamos las promesas del bautismo.


Jerusalén: allí hicimos la última Pascua de Jesús incluida la celebración de la eucaristía en la iglesia del Cenáculo y en la Basílica del Santo sepulcro. Realmente hacer el Vía Crucis por la Vía Dolorosa, empezando en la Torre Antonia (donde estaba Pilatos) y acabando en el sepulcro de Jesús es una experiencia que no deja indiferente. Estar en el monte de los olivos y renovar el dolor de Jesús «Jesús Abandonado del Padre» de renovar mi Sí, siempre enseguida y con alegría a los dolores imprevistos que nos llegan en la vida.


También ha habido tiempo para hacer turismo y visitar Petra, la gran ciudad de los nabateos  y Aman la capital   de Jordania.
Hacer esta peregrinación con los hermanos franciscanos sido una gran experiencia, por la sabiduría del padre Cuenca y el cuidado de todos nosotros del padre Antonio, donde todo estaba preparado, los lugares más emblemáticos para celebrar la Eucaristía diaria y escuchar los relatos bíblicos de cada lugar que visitábamos.

Sin lugar a dudas una experiencia recomendable para todos.
María José Carrasco

2019 09 23 fina carrasco israel

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
n/a