Mariápolis 2014. Mosaico de Fraternidad

Granada del 2 al 6 de agosto de 2014.

Desde el día 2 de agosto unas 900 personas de toda la geografía española han “tomado” pacíficamente la ciudad de Granada, al participar en el congreso “Mariápolis 2014”.

El título del evento ha sido Mosaico de fraternidad.

La organización explica el título Mosaico de Fraternidad de la siguiente manera:

Las teselas somos tú, yo… con nuestra vida, experiencias, talentos, riquezas… cada uno, pieza única e indispensable.
El diseño es la fraternidad, la verdadera, la que se construye codo a codo con quien está al lado, conocido o desconocido, extranjero o de la patria, niño o anciano.
El nexo de unión es un amor universal, gratuito, que toma la iniciativa, que se pone en el lugar del otro, que ama también al enemigo (pequeño o grande), que, siendo desinteresado, provoca una respuesta de amor. Un amor que dona lo mejor de sí
.

Algunos de los momentos más destacados de las actividades de la Mariápolis han sido los siguientes:

Acogida de la ciudad, en la persona del concejal del Ayuntamiento de Granada, D. Francisco Ledesma, y del arzobispo de la ciudad, D. Javier Martínez, que se hicieron presente el día 2 por la tarde en el Centro de Magisterio La Inmaculada. Ambos agradecieron a la organización la elección de Granada como sede de la Mariápolis 2014.

• Acto por la paz: Mil grullas por la paz, el día 3 de agosto a las 22:30h, en la explanada del Palacio de Congresos, en el que los participantes en Mariápolis y algunos granadinos que se acercaron a los jardines, construyeron grullas de papiroflexia para representar su compromiso de construir la paz en primera persona.

Continúa la noticia en http://www.focolares.org

• Más fotos en Flickr y el día a día de la Mariápolis en Facebook.

 

Algunas impresiones:

Han sido días intensos, la propuesta de construir juntos un “Mosaico de fraternidad” me animaba a no dejar pasar ninguna oportunidad de colocar mi “tesela” junto al resto de personas que participaban de esta misma realidad. Tanto en las excursiones, como en los foros, en los paseos por Granada… sentía que la fraternidad era posible y que no importaba la edad, ni la condición social, ni la ideología. Las relaciones creadas con las personas con las que he tenido la posibilidad de compartir estos momentos me han edificado por dentro, me siento ‘renovado’ y decidido a seguir adelante en la construcción de este mosaico, más allá de los días compartidos en Granada.
Los pequeños detalles, como ofrecer un saludo amable; acompañar a una persona y escucharla con profundidad, sin prisa, dejando a un lado mis ‘respuestas’ para atender solo a sus preguntas; estar atento a las necesidades de quienes estaban o pasaban junto a mí… todo se convertía en una ocasión única para vivir el amor que va y vuelve, para hacer realidad el que “todos sean uno para que el mundo crea”.
Juan Fernández

Ha sido una experiencia muy positiva, un torrente de amor que va y que viene, la reciprocidad, relaciones nuevas…
Me traigo las pilas cargadas de fuerzas para soportar mi cruz y de amor para dar a los demás.
Juanjo

La Mariápolis ha sido como estar en el Paraíso, todos sonriéndonos, ayudándonos y pasándolo bien siempre con Jesús en medio. Ha sido una experiencia totalmente renovadora con la que dan ganas de seguir
Zaca Jiménez

Me llevo una grata impresión de esta Mariápolis. A diferencia de otras mariápolis en las que había estado, en esta ocasión ha supuesto para mí darme y volver a comenzar con cada uno de los que me rodeaban
La experiencia ha sido positiva. Al principio no quería ir a la Mariápolis. Estaba cansado y no me apetecía asistir. Cuando consiguieron convencerme, me sentía aún frío y distante con la gente. Pero gracias al calor y al amor que cada uno de los integrantes de la Mariápolis ponen en tí, hicieron que despertara en mí la sensación de querer renovar la unidad con cada uno de ellos otra vez.
Me gustaría destacar a nivel general, el mosaico de unidad y fraternidad que hubo.
Y a nivel personal, el redescubrimiento de lo que es la Mariápolis.
Javi Sánchez