Mariápolis vacaciones. Fazenda da Esperanza em Guaratinguetá. São Paulo. Brasil

A mediados de junio, Mar Sánchez ha participado en una Mariápolis especial que se ha celebrado en La Fazenda da Esperanza en Guaratinguetá  (São Paulo).

Mar Sánchez, aljucereña y miembro de ACLF, a punto de terminar un curso Erasmus en Brasil no ha dudado en participar en esta interesante experiencia junto a más de 600 personas en una hacienda dedicada a la recuperación de jóvenes adictos a las drogas.

Dejemos que Mar Sánchez nos cuente su experiencia:

El pasado mes de junio asistí a una “Mariápolis vacaciones” que se realizó en una hacienda llamada Fazenda da Esperanza en Guaratinguetá, un municipio del estado de São Paulo (Brasil). La hacienda es una comunidad terapéutica dedicada a la recuperación de jóvenes adictos a las drogas. Su trabajo se basa en la convivencia en familia, trabajo como proceso pedagógico y espiritualidad para encontrar un sentido de vida.

Fue una experiencia preciosa además de enriquecedora, porque no solo estaba viviendo la Mariápolis, sino también porque éramos unas 600 personas conviviendo día a día con los internos (las personas en tratamiento) y voluntarios de la hacienda donde un gran número de esos voluntarios son personas ya recuperadas que colaboran altruistamente en la hacienda. Y lo más hermoso fue que los mismos internos ayudaron a crear la Mariápolis, ellos cocinaban y servían, estaban en recepción y al servicio de todo lo que un mariapolita necesitaba, incluso los más recuperados y voluntarios participaban en los momentos de comunión en grupo y en la misa.

A esa Mariápolis no le faltó de nada, hubo momentos de reflexión y de sala, caminatas por la sierra, actividades lúdicas y noches animadas con música, canto, chistes y hasta recital de poesía. La última noche se hizo la fiesta Junina, conocida por ser el festejo brasileño más popular y tradicional de Brasil, donde todos se visten con ropas tradicionales, comen comida típica y bailan.

Llegué a casa con la gran alegría de haber vivido una buena Mariápolis, donde había sentido, como la misma hacienda es: esperanza, creer que Dios está en todo lugar, todo momento y en cada persona. Solo hay que saber escuchar lo que Él te quiere decir y qué quiere de ti. Verdaderamente, la Mariápolis la viví en profundidad, escuchando atentamente a cada persona que tenía al lado.

 

Aprovechamos para recordaros la Mariápolis que se celebrará en Astorga (León) del 2 al 6 de agosto. Hay casi un centenar de personas inscritas, muchos de ellos jóvenes.

El título es “Caminos que se encuentran”.

http://www.focolare.org/espana/es/news/2015/03/02/mariapolis-2015/

2015 06 30 Mar Mariapolis Brasil
Comentarios y pings cerrados.

Comentarios cerrados