Javier Sánchez en Loppiano

Loppiano (Florencia) del 2 al 16 de agosto de 2015

Éramos unos 75 jóvenes provenientes de España, Francia, Italia, Inglaterra, Kenia, Camerún, Angola Corea, Filipinas, Malasia, Australia, Brasil, El Salvador, México y Argentina.

El congreso se ha desarrollado del 2 al 16 de agosto en Loppiano, Italia. Las conferencias han puesto de relieve el carisma de Chiara Lubich, en el movimiento de los Focolares y la actualidad de este pensamiento. Este carisma como objetivo construir la unidad, ser fermento y trabajar por un mundo unido. El mismo que intentamos fomentar en nuestra asociación ACLF Aljucer.

Hemos hecho esta experiencia viviendo en pequeñas comunidades de 7 u 8 personas. Cada uno tenía un rol dentro de la casa: había quien se encargaba de hacer la compra, otro de la limpieza, quien administraba el dinero, un otro que comunicaba el programa que se iba haciendo, el encargado de hablar entre nosotros o con los demás, un otro que apoyaba al resto y luego uno que nos representaba. Una experiencia de comunidad. Teniendo en cuenta las diferencias culturales, era importante saber acercarse al otro con sencillez y cercanía para que se sintiera parte de la unidad que se había creado.

Esta experiencia en Loppiano siento que ha llegado en un momento bonito de mi vida. Llevaba tiempo sin acudir a un congreso, y menos aún a uno de responsables. La diferencia con otros es el carácter pedagógico, con numerosos profesores de Sophia con ganas de enseñarnos lo que es y representa la Obra de María. Han sido dos semanas en las que ha habido conferencias interesantes que te dejan con ganas de aprender más.

Sentía al mismo tiempo que cuando se profundizaba en algún aspecto o pensamiento de Chiara Lubich, había siempre alguien con quien poder hablar para reflexionar sobre el tema. Haber encontrado en Loppiano a tanta gente con la que en algún momento de mi vida he compartido experiencias y diálogos me ayudaba a comprender lo que se estaba hablando en la escuela. Sin ese lado concreto y práctico es difícil tener conocimiento de lo que sucede dentro del movimiento en su totalidad. El desafío ahora es volver a la realidad y vivir como en la escuela lo hemos hecho.

Javier Sánchez

20150802 javi loppiano

Dejar un comentario