Focolar Temporal Uganda. María Vicente.

Julio de 2017

María Vicente, joven murciana,  ha participado en Uganda en una experiencia muy interesante. Ha  ido a formar parte de  un Focolar temporal para ayudar a la comunidad local con los proyectos que llevan adelante. 

¿Qué te ha llevado  a Uganda?

Me ha llevado allí el querer ayudar aunque sea en un período breve, por la construcción de un mundo unido en otro país, concretamente para dar a conocer el Movimiento de los Focolares.

¿Qué experiencia has hecho allí?

Por un lado me he sentido como si estuviera en los inicios de los Focolares, cuando iban Chiara y sus primeros compañeros por todas partes hablando de la novedad de vivir el Evangelio y era verdad que allí eran los inicios.

También me ha encantado. Es una tierra que atrae, que aunque existen dificultades y muchas más incomodidades que en este primer mundo pero que te enamora y no me importaría quedarme un tiempo a vivir allí, la verdad. Me gustaría mucho.  Es una gente muy acogedora y agradecida y que también me ha dado mucha alegría.

Sobre todo ha sido muy fuerte la experiencia que hemos hecho en la cárcel de hombres, cuando estuvimos con un grupo de presos, en los que pude ver a “Dios” en sus ojos.

Ha sido fuerte saber que hemos ido a sembrar y probablemente los que hemos ido ahora no vamos a ver los resultados pero por eso se puede decir que es más puro nuestro amor, amor desinteresado.

También hemos hecho una experiencia de familia con la gente que hemos conocido y que nos ha acogido que nos han tratado muy bien, así como con la comunidad de Kampala, que nos acogió como la misma familia de Chiara que está por todas partes.

¿Qué mensaje quieres dejarnos?

Utilizar tu tiempo por los demás da mucha alegría, así como vivir por los demás. Yo aconsejaría a cualquier persona hacer una experiencia de voluntariado clásico o como el que yo he hecho que no es tan clásico, pero cualquiera de las dos merece la pena, al menos una vez en la vida.

Muchas gracias María

2017 10 15 maria vicente uganda