Schola Gregoriana de Murcia

El martes 24 de marzo de 2015, tuvimos la oportunidad de disfrutar en Aljucer del coro Schola Gregoriana de Murcia durante la Misa y posterior recital que se realizó en la iglesia parroquial de Aljucer,  con motivo de las fiestas patronales en honor de la Virgen de los Dolores.

ACLF Aljucer (comunidad local focolar Francisco Sánchez Abellán) ha querido colaborar con las fiestas patronales con la participación de este importante coro que mediante un recital sublime, ha acercado a los aljucereños y no aljucereños presentes a un nivel de religiosidad, reflexión y transcendencia elevados. Su calidad ha quedado patente y como aljucereños nos sentimos orgullosos de haber tenido la oportunidad de escucharlos en nuestro pueblo.

El director, don José Ántimo Miravete nos dijo al finalizar:  “ El placer fue nuestro al concedernos la oportunidad de cantar ante un público tan atento y entregado, disfrutando de vuestra cordial acogida y vuestra amabilidad”.

El coro Schola Gregoriana de Murcia comenzó su andadura musical con el nombre de “Música Vocal” en 1987, bajo la dirección de José Solano Muñoz. Desde febrero de 1993 a septiembre de 2005 el grupo fue dirigido por Enrique González Semitiel, en una larga etapa en la que se consolidó como uno de los grupos españoles de más solera de los especializados en Canto Gregoriano. Desde entonces hasta hoy han sido sus directores Emilio Cano Molina, el mismo director que la fundó, José Solano Muñoz, y la profesora de Canto Gregoriano del Conservatorio de Murcia, Consuelo Prats Redondo. En la actualidad la dirige uno de sus miembros, José-Antimo Miravete Gómez, ayudado por Eduardo Martínez Graciá y Juan Torres Durán, también miembros del grupo.

Surgió esta Schola de la unión de un grupo de hombres interesados en el conocimiento e interpretación de la música antigua en general y del Canto Gregoriano en particular, bajo una triple perspectiva: la técnica vocal, el estudio de la semiología y el respeto a la espiritualidad y funcionalidad propios de este canto.

http://www.scholagregoriana.es/wordpress/

Después del recital hemos hablado con don José-Antimo Miravete Gómez director de la Schola Gregoriana de Murcia y nos ha concedido esta entrevista:

 

Don José-Antimo, ¿Podría decirnos cuál es el origen y trascendencia del canto gregoriano?

El Canto Gregoriano tiene su origen en los antiguos cantos del culto judío y de las primeras comunidades cristianas. Estos cantos se van extendiendo desde Oriente a Occidente, conforme el Cristianismo se extendía también, dando origen a distintas manifestaciones musicales para el culto local, una de las cuales es el canto romano. El nombre de Gregoriano se debe al papa Gregorio I Magno, a quien se atribuye la codificación y recopilación de dichos cantos a finales del siglo VI con el fin de dar unidad a la liturgia católica. Unidos a otros nuevos, constituirían el primer cuerpo base  que luego se irá ampliando a lo largo de la Edad Media, especialmente en los siglos VII, VIII y IX, al contactar con el canto llamado galicano (de la Galia), produciéndose así una especie de hibridación (canto franco-romano). Posteriormente el papado aprobará esta unificación dándole un carácter oficial, y promoverá su uso y expansión por toda Europa.

Porqué un grupo de hombres murcianos se deciden a poner en valor este canto

 José Solano, profesor de canto y creador del grupo en 1987, se plantea crear en Murcia un grupo dedicado a la música antigua en general, y también al Canto Gregoriano, para lo que recurre, junto a otros amigos, a antiguos compañeros de la Coral Universitaria de Murcia, enamorados de la música y del canto. Enrique González, su segundo director, es el que especializa más al grupo en torno al Gregoriano.

Se dedican profesionalmente a esta actividad o la realizan de manera altruista.

El grupo es totalmente de aficionados. Cada uno tiene su profesión (la mayoría profesores) o son jubilados. La asociación es sin ánimo de lucro.

Qué tiene de particular el canto gregoriano para usted que le dedica tanto tiempo.

Fundamentalmente la sublime belleza, que nace de su simplicidad y sencillez, de la capacidad para ayudarte a crear un ambiente de espiritualidad, para encontrarte contigo mismo. Las palabras de un agnóstico como Saint-Exupéry definen claramente el significado de esta música: “El gran problema del mundo es devolver a los hombres su significado espiritual, que queden empapados de algo así como el Canto Gregoriano”.

Qué mensaje quiere dar a las nuevas generaciones para que se acerquen a este arte y lo conozcan.

Pues, como digo, quizás el de la serenidad, el de la reflexión. La huída del ruido, tan presente en la vida y en la música que escucha el joven de hoy, y el acercamiento a la belleza que nace de la espiritualidad, la humildad, la sencillez y el conocimiento de sí mismos.

Han recorrido gran parte de la geografía española y han actuado en varias catedrales europeas. Podría contarnos alguna anécdota. En particular ¿cómo fue su experiencia con los monjes de Silos?

Extraordinaria, en concreto con los monjes de Silos. Hemos ido hasta allí en varias ocasiones, conocemos a los monjes y hemos cantado junto a ellos en el monasterio. Podría decir que el maestro de música, Padre Angulo, es un hombre muy simpático y dicharachero. También ha sido hospedero, y después de la comida del domingo se acercaba a nosotros con una botella de licor Benedictine debajo del escapulario del hábito para servirnos, casi a escondidas, una copa para celebrar la festividad dominical.

Cómo se ha sentido en Aljucer. ¿Han tenido una acogida adecuada?. ¿Quiere dejarnos algún mensaje?

 

Como he dicho más arriba, la acogida no ha podido ser más amable, tanto por parte de la Asociación, como por el párroco, como por el público asistente. La sensación durante la actuación fue de tranquilidad y de auténtico disfrute. En la actualidad, tanto mis compañeros como yo mismo, guardamos un gratísimo recuerdo y les manifestamos de nuevo nuestro más profundo agradecimiento.

2014 03 24 Schola Gregoriana de Murcia